El lunes me subí a una Combi con la intención de lanzar un rumor, algo que acostumbro hacer para medir el pulso de la sociedad.

A veces me gusta decir que el metro dejará de pasar a las tres de la tarde y remato con: “lo dijeron en las noticias”, eso siempre le da un toque de credibilidad.

Otros días, atacó con; “Leí en Twitter (o cualquier otra red social) que algunos celulares están dejando de funcionar sin alguna razón”, momentos después la gente revisa su celular y hasta dice: “El mío está bien”.

Siempre me ha preocupado lo fácil que es mentir y que las personas lo crean, inclusive  sin tener argumentos razonables para hacerlo.

La última vez que hice correr un rumor, fue en una Combi, para los que no conozcan la Combi, es una minivan o vagoneta que se utiliza como transporte público en Ciudad de México.

Iba rumbo a mi casa cuando se me ocurrió decirle a mi compañera de viaje: “¿Cómo ves eso de que ya van a subir el pasaje!” de inmediato gané la atención de todas las personas en la Combi.

Continué… “dicen que el metro sube de cinco a siete pesos y el camión de cinco a ocho… igual y suben el taxi”, “¡qué abuso! ” dijo mi compañera de viaje.

Como buen periodista, rematé: “Ya no tardan en anunciar en que vuelve a subir la gasolina”, consciente de que hace tres meses el precio del combustible se elevó de catorce a diecisiete pesos.

combi

Para este momento la gente ya estaba esperando otros detalles, pero no los hubo, así que comenzaron a dar su opinión sobre lo que dije.

Una señora con delantal y dientes postizos, dijo que el camión no subiría a ocho, sino a diez pesos. A ella se lo dijo su dentista.

Otra mujer con pinta de oficinista le dijo a su novio: “pues mientras mejoren el servicio está bien”, aunque el rostro del novio nos hizo saber a todos que ella no era la que pagaba los pasajes.

Por último, una señora con una bolsa de mercado, dijo: “nos van a subir el pasaje y a esos rateros que se llevan millones no les hacen nada”. A ella la informó el carnicero.

Aunque la frase, “esos rateros”, era un tanto ambigua y no tenía nada que ver con el tema, todos sabíamos que se refería a los exgobernadores prófugos, el presidente con una Casa Blanca y otros personajes que no vale la pena enlistar ahora.

De pronto el rumor del alza en el precio del transporte pasó a segundo plano y algunos hablaban de la detención de Javier Duarte, el exgobernador de Veracruz que se ha ganado el título del político más corrupto en la historia de México, pues se calcula que desvió cerca de 60 mil millones de pesos durante su gobierno.

Mientras algunos trataban de calcular ese dinero, yo decidí que esta vez el rumor no había funcionado.

Mientras se discutían los millones de pesos que el gobierno “se roba”, entendí que no somos capaces de imaginar tal cantidad de dinero porque no se puede imaginar lo que nunca se ha tenido.

En cambio con los pesos es distinto, pues los que usamos la Combi para llegar a casa no nos sobra ni una de esas monedas.

Después, en las bocinas de la vagoneta un comunicador con voz de cotorro anunció que el próximo jueves sube la tarifa del transporte público, no será de dos a tres pesos como dije en el rumor, sino de un peso.

Una vez más los medios masivos acabaron con el rumor y el gobierno con nuestro humor.


Así nos movemos en Ciudad de México…


Gracias por seguirme, leer y compartir.

Otros Cuentos

Otras Reseñas

Otras Fotohistorias

De niño quería ser Batman, más grande quise ser veterinario y termine siendo

Carlos Alberto, Cortés Torres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s